Saltear al contenido principal

En nuestro restaurante MŌN tenemos una forma diferente de ofrecer el tradicional pintxo, a través de una variada carta con degustaciones de reconocidos platos que a lo largo del tiempo han sido tantas veces cocinados y que, habiendo traspasado fronteras, ya son hitos en muchísimos lugares del mundo.

En nuestro local encontrarás un ambiente sencillo, informal, y con un punto de atrevido. Sin lujos ni sofisticaciones, para que pueda ser disfrutado por todos. De líneas agradables y limpias que harán que te sientas cómodo en un ambiente relajado.

Juntos, con la creatividad de nuestras degustaciones y tus ganas de disfrutar entre amigos, conseguiremos que tu velada sea perfecta.

¿CÓMO HEMOS LLEGADO HASTA AQUÍ?

Canarias, Castilla la Mancha, Cataluña y Sevilla son algunas de nuestras raíces. Esa variedad de genes, de costumbres y tradiciones nos han conformado un espíritu abierto y aventurero. Somos capaces de ver en la receta más simple de la bisabuela, abuela o madre esa creatividad culinaria que nos ha sido transmitida de generación en generación, haciendo cada nuevo plato más exótico y original.

Nuestra historia empezó con el restaurante El Galliner en el barrio de Gracia de Barcelona. L’Hort del Rector en el pueblo medieval de Monells fue el siguiente donde los comensales podían degustar más de cien recetas de bacalao. Le siguió el restaurante Rakú, donde los platos grandes fueron substituidos por pequeñas degustaciones. Y ahora acercamos los sabores del mundo a Pamplona y a sus gentes con MŌN. ¿A qué sabe tu mundo?